22 de noviembre de 2013

El Masaje Perineal

Si estás en la semana 34 de embarazo, reserva desde ya diez minutos cada noche para tu masaje perineal, hazte con un lubricante y ¡toma nota!


Beneficios del masaje perineal 

  - Estira y relaja los músculos del suelo pélvico.
  - Ayuda a conocer las sensaciones que produce el expulsivo.
  - Enseña a relajar la musculatura perineal para facilitar el parto.  
  - El masaje perineal no lo evita, pero puede reducir el riesgo de episiotomía y desgarro, sobre todo, si te mueves durante la dilatación y en el expulsivo no te colocas boca arriba.

¿Cuándo empiezo?

  • Debes realizarlo desde la semana 34 de embarazo.
  • Todos los días entre 5 y 10 minutos.
  • Evita siempre la uretra al masajear (para evitar infecciones urinarias).

¿Cómo se hace el masaje perineal?

  • Aunque puedes hacerlo tú misma, lo mejor es que tu pareja haga el masaje perineal por ti  incluso que vayas a tu fisio de suelo pélvico para que le enseñe a hacerlo correctamente.
  • Usa un lubricante de base acuosa, aceite de rosa mosqueta, de oliva virgen o algún otro aceite vegetal puro no contraindicado en embarazos (algunas marcas tienen preparados específicos para masaje perineal, como Vea Lipo3 o el aceite perineal de Weleda).
  • Empieza con el dedo medio y añade el índice cuando sea necesario. 
  • Ejerce una presión suave pero firme con toda la longitud del dedo, para estirar y utiliza las yemas de los dedos para hacer el masaje. Los movimientos deben ser lentos y adaptados a lo que sientas. 
  • El masaje perineal se realiza en la mitad inferior de la vagina, desde las 3 hasta las 9 si imaginamos un reloj, con movimientos de dentro hacia afuera y otros de vaivén, para imitar el proceso de dilatación del periné que ocurre durante el expulsivo. 
  Masaje perineal

Sensaciones que produce el masaje perineal

  • Puede que te duela un poco e incluso que notes una ligera sensación de quemazón. Esta sensación mucho más intensa, es la que sentirás cuando la cabeza de tu bebé esté a punto de nacer; lo llaman el Círculo de Fuego. Acostúmbrate a esta sensación, relájate y respira.
  • Realizar este masaje puede fatigar con rapidez.
  • Al presionar sobre el recto, puede dar la sensación de querer defecar.

Recomendaciones

  • Lo más importante es la regularidad
  • Al principio notarás que los tejidos están muy tensos pero poco a poco, verás que van siendo más elásticos. 
  • Si tienes cicatrices anteriores masajéalas para que estén bien hidratadas. 
  • Después de la ducha el estiramiento puede resultarte más fácil.


El Masaje Perineal en consulta

  • Si no te sientes cómoda, no sabes si lo estás haciendo bien o tienes dolor, lo mejor es que acudas a consulta con tu pareja a realizarte el masaje perineal, para que veamos si existe algún problema, para que sepáis cuánta presión ejercer, cuánto estirar y qué sensaciones debes tener. Puedes echar un vistazo a las características de la sesión para que sepas cómo trabajo.
  • Además de realizarte el masaje en consulta, te enseñaremos a ti o a tu pareja si lo deseas a practicarlo en casa para mantener los resultados. Haremos un trabajo manual de musculatura, ligamentos y tejidos blandos. Enseñaré a tu pareja maniobras suaves de movilización y estiramientos que os serán muy útiles para el momento de la dilatación. 
  • A partir de la semana 37 si te apetece podemos utilizar el EPI-NO, una sonda que imita el estiramiento que va a provocar el descenso de tu bebé sobre el suelo pélvico y además nos permite simular el expulsivo de forma segura. 
  • Si necesitas saber algo más, cuéntame tus dudas y te contesto cuánto antes.



¿Ya has empezado con el masaje perineal? ¿Qué sensaciones has tenido? ¿Crees que te ha ayudado a tener un parto mejor? Me encantará conocer tu opinión.

¡Feliz parto!

Ana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...